viernes, 29 de noviembre de 2013

Recuerdos

Recuerdo esos días en los que solía estar en la casa con un clima bien "brit" afuera, calentado con una estufa a leña, tomando un té o un chocolate o alguna bebida caliente sin necesidad que llegue a sudar, solamente para poder calentarme un poco y seguir haciendo lo que yo quería. Esos días en los que al estar en el colegio me reía muchas veces a carcajadas con mis compañeros y solíamos "lesear" un poco en las horas de clase, hablar por medio de papeles, hacer señas, preguntar que ibas a hacer en el recreo como si fuera la gran cosa y más encima muchas veces se terminaba hablando de alguna idiotez popular de YouTube o alguna novedad reciente.

Esos días en los que al despertarme en la tele estaba un noticiero que te levantaba el ánimo y no decían cualquier mierda que se le cruzaran por la cabeza, donde no gritaban y tenían un acento racional y aceptable. Y en esos mismos días al salir para subirse al auto de uno había que buscar la manera de descongelar la puerta y esperar a que se caliente un poco el motor, llegar al colegio e irse solamente a dejar la mochila al aula si es que estaba abierta, o sino aprovechar los 10 minutos restantes para buscar que amigos habían asistido al colegio, terminar lo poco que quedaba de una tarea, irse al locker y saludar a medio mundo que veías al subir los pisos, y al terminar de sacar las cosas ver hacia abajo, ver a todos del tamaño de soldaditos o peones si es que estaban parados en el tablero de ajedrez gigantesco.

Esos días en los que solía decir que ya me iba sin darme cuenta de lo que significaría para mí y para todas las personas cercanas a mí, diciéndolo inclusive en un tono alegre (vaya idiota). Esos últimos días de estancia allá que no los quiero volver a experimentar, días de angustia, nostalgía y depresión prematura, de lamentaciones, de no poder alcanzar a decirle adiós ni al más pequeño grupo de personas de miles que te vieron crecer, que te ayudaron a crecer, que formaron parte de tu crecer.

Quisiera vivir en esos recuerdos y alargarlos, cambiar el rumbo de las cosas, saborear cosas que mi lengua ya se está olvidando, oler flores y ambientes que mi nariz extraña, ver lugares, objetos y personas que hidrataban mis ojos, tocar lo que posiblemente nunca más volveré a tocar.

jueves, 4 de abril de 2013

¿¡Por qué soy tan jóven aún!?

Me gustaría ya estar con mayoría de edad y ayudar un poco más, vestirme como ahora no lo podría hacer, hablar como ahora no lo puedo hacer, estar ocupado como ahora no lo puedo hacer, sociabilizar como ahora no lo puedo hacer y pensar como ahora no lo puedo hacer

miércoles, 20 de marzo de 2013

Ya no más Trolebús

Trolebús a las 8:15 ECT 

No sé cuantos de los que leen este blog han estado en Quito, pero sí han intentado, si quiera, entrar al Trolebús a las 8:15 ECT (-5 GMT) o más tarde, posiblemente no querrán subir nunca más si es que justo ese día todo va en su contra, como esto:
  1. Levantarse temprano por accidente y no haber descansado completamente bien
  2. Desayunar y darse cuenta que tu estomago no esta bien y no tolera los jugos/zumos
  3. Ver el clima en Accuweather y que te digan que está despejado mientras cae lluvia fuerte y que luego supuestamente va a haber lluvia. (Resulta que en vez de eso se despejó)
  4. NO saber que ponerse luego de bañarse (de nuevo) porque ya está saliendo el sol y tenía todo preparado para lluvia
  5. Salir tarde, justo el día que tienes un examen importante
  6. Cuando te subes al bus, no ver por dónde andas porque están todos los vidrios empañados
  7. Llegar al terminal y ver la fila más larga que jamás hayas visto
  8. Ver que quienes están en tu fila no avnazan por el simple hecho que no quieren ir en esa máquina y tener que saltárselos a todos y llegar a la puerta 1 y que te digan "Vaya a la cola", y te sorprendes porque todavía hay espacio y se le pregunta "pero...¿¡No puedo entrar!?" y que de la nada y por gusto te diga "¿¡Es usted mayor de edad o discapacitado!?"...no lo soy, pero sí soy menor de edad y por ese simple hecho me tendrían que dejar entrar o sino está de adorno el boleto que dice "Menor de  18, mayor de edad, habilidades especiales"...fucking bullshit
  9. Estar tan apretados que casi ni te hace falta sostenerte o agarrarte de algo
  10. Llegar 20 minutos atrasado a tu prueba

lunes, 18 de marzo de 2013

Un niño bajo la lluvia y bajo un diario | Dankeschön Deutschland

El niño y el paraguas

Estaba con unos amigos esperando tranquilamente el Trolebús por el centro, saliendo ya de mis clases de alemán, y el cielo se veía nublado pero ni rastros de lluvia, aunque en la mañana si llovió e hizo un friazo que no me lo esperaba...volviendo al tema, tomamos el Trole y cuando un amigo intentó bajar las puertas no se abrían y se quedó 2 paradas más adelante, cuando ya llegamos todos a nuestros distintos destinos fueron unos 15 hasta que comenzara a llover un poco, en realidad lloviznaba, cuando dejé pasar un bus porque era imposible pasar. Luego de unos minutos llego el próximo bus, y todos empujaban tanto que tenía que hacerme para atrás y dejar que pase una niñita que estaba hasta en el suelo casi, en las escaleras. Ya subidos todos empezó a llover tanto que el poco calor que había dentro del bus se fue y una jovencita que agitaba su mano para refrescar un poco su cara paró de hacerlo. Cuando estaba por la zona que tenía que bajarme otra joven intentaba agarrar una de esas cosas que te sirven para agarrarse pero debido a su altura no alcanzaba, así que se rindió pero le acerqué eso ya que yo sí alcanzaba.

Estaba a punto de bajarme y el botón del timbre no estaba bueno y no le podía apretar, tuve que ir desde el fin del bus hasta donde el chofer para pedirle que me abra la puerta de adelante, me la abrió y lo hizo de una manera muy cálida y servicial, me baje y estaba lloviendo muy fuerte así que saque mi pequeño paraguas de bolso que llevaba y lo abrí. Más adelante alcanzé a ver a un niñito (de verdad que era pequeño él) que en medio de aquella lluvia tenía sólo un periódico y estaba usando manga corta, yo como tenía gorro, polerón grueso y con capucha, jeans que me quedaban un poco sueltos e impedían que el agua me tocara le pasé ese pequeño paraguas que tenía y el pequeño inocente no sabía que hacer y me decía "...vivo lejos...es que vivo lejos..." y yo diciéndole "No importa, tómalo", al final aceptó se fue diciendo "Gracias" y yo con un "De nada" como si lo hiciera comúnmente. En el momento lo dejé pasar y sentí una alegría que parecía que hasta la lluvia apenas tocaba mi cuerpo. Luego puse mi maleta sobre mi cabeza para protegerme algo y, en lo posible no enfermarme, cuando llegue a mi casa y terminé de comer, me di cuenta de lo que realmente había hecho...fui el ángel de un niño.


Dankeschön Deutschland

Ich nicht spricht Deutsch, aber ich mag zu danke die deutsche leute für unterstützen mich.

I've done this without any translation (well, I wrote it in German and then I translated it to Spanish to check if it was richtig, and "it was" [:), please tell me if it is okay. Vielen Dank