domingo, 8 de noviembre de 2015

Por una cabeza

Existen momentos, varios, en la vida del humano en los que los pensamientos tornan un estado de inestabilidad bastante grande, en el que se tiene una sensación de positivismo con respecto a la vida de uno mismo pero aparentemente sin razón alguna también surgen sensaciones de negativamente, tal vez paranoia incluso. Esto en gran parte dependerá de la personalidad del individuo y probablemente si es que este tiene tendencias depresivas o pensamiento de carácter analítico. Al tener estas características se verá propenso a tener problemas por falta de organización tanto interiormente (identidad, gustos, beneficios a corto o largo plazo) como exteriormente (tiempo, espacio, limpieza, orden). Sin embargo, el mismo individuo al mantener un registro de sus vivencias y pensamientos podría notar una mejoría en su estado anímico en el corto plazo, y a largo plazo cuando el mismo revise un determinado registro que vaya acorde a su estado actual, a pesar de saber que es él/ella mismo/a quien lo escribe se sentirá aliviado al creer que hay gente que le pueda comprender (confundiendo su persona con otra, activando así un tipo de mecanismo de defensa en el que no se sentirá solo por causa de la tendencia depresiva) o simplemente entenderá que ya ha vivo una situación similar en su pasado haciendo que se acuerde de las posibles salidas que tuvo el individuo para salir de aquella situación.

Se tiene la creencia que cuando uno se encuentra en un estado de "vagancia" o "desgano" y se recurren a la actividades de "ocio" (pues en este caso no serían de mero placer sino con un propósito de supervivencia), esto lo único que intenta es recobrar su estado anterior de bienestar, pues al ignorar el asunto por el tiempo que le dedique al "ocio", el mismo (es decir el individuo), podrá recordar felicidades pasadas y querer alcanzarlas de nuevo, o descubrir nuevos componentes de su identidad entre los que se encuentran los gustos, esto llevará a que sueñe a futuro con su vida ideal, queriendo transformar lo que imagina a una realidad. Sin embargo, es muy probable que cada vez que tenga algun tipo de colapso emcional y entre en un estado de crisis, su sueño de vida ideal cambiará en aspectos de tipo, pero no de raíz, no de ideas.

domingo, 24 de mayo de 2015

Conspiración en contra de mi creatividad

Este tipo de vida, es decir una vida en la que estas inmerso a varias obligaciones que están llenas de sin sentidos ya me está matando, no sé si literal pero me está haciendo sentir una angustia indescriptible. Hace ya muchos meses que estoy en una constante situación de (algunos dicen que) crisis o simplemente altibajos. 

Lamentablemente como humano voy a sufrir esto y verme fuertemente influenciado por los putos sentimientos que te nublan la vista o mejor dicho la vida, haciendo que desees no hacer o ser nada.

En mi estancia en este país sin categorización me he visto encerrado en etiquetas u frascos que no me gustan en lo absoluto, que me hacen sentir un sabor ácido y amargo en la boca, que me hacen dar ganas de vomitar, de simplemente cortarme la lengua o darle utilidad tirando desde esta para vaciar todo el contenido intestinal que llevo cargando de manera porqué-ina.

Mi cabeza ya no sabe que hacer y cree que tiene algún tipo de trastorno mental si es que no tiene uno ya pero sin saberlo. Piensa en la demencia, en la sociopatia, en la psicópata, en la bipolaridad, en la depresión, en situaciones psiquiátricas complejas leídas por ahí y con las que se siente identificado. Quiere únicamente soñar y dejar de estar solamente por unos miseros 2 meses fuera de este mundo, o volver a un mundo que indudablemente era mejor, donde la nutrición para el mismo era de una calidad que no se puede encontrar acá, que tal vez se pueda encontrar en lugares en los que es un tanto difícil llegar.

Por otra parte mis sentidos tienen la enfermedad de no tener ningún esclafrío ni asombro frente a el arte, ya no hay nada nuevo para ellos y menos aún para las emociones. Todo se ha vuelta tan cotidiano que no hay noticia, color, sonido, olor, trozo, textura ni silueta que realmente les asombre. Cada vez hacen que la máquina se sienta en una ambiente de mierda donde lo único que hay es el color gris puesto con códigos diferentes y en envases de diferentes marcas.

Todo esto es una puta mescolanza y de esto estoy seguro y casi consciente, es ligeramente a propósito. Los humanos tienen la falla de en la grandísima mayoría de las veces hechar la culpa a los demás...yo soy humano y hago lo mismo, pero creo firmemente que tengo fundamento para hacerlo en esta ocasión. La educación nos ha cagado a todos, en ningún malcreado lugar del mundo hay una edcucación en la queeerfnerfolirengpaerigbn (organización de ideas), hay dos maneras en las que se puede lograr el éxito de aprendizaje y esto es mediante la vía occidental, racional, estudiada, superior, humana y europeizada de Finlandia, mientras que está la decrépita, hija de remil putas la concha de su madre que la parió por la mierda weon re culiao gonorrea gilipollas maraco cabrón del orto modelo surcoreano. El modelillo surcoreano es el que se ha estado intentar aplicar en mí y por culpa de esa wea es que mi creatividad, mi simple esencia de humano se está esfumando (en serio que así se siente). El único agradecimiento que puedo dar es que no esté en el penoso país de Corea del Sur.

PD: Me he cortado una uña únicamente con los dientes por la desesperación

lunes, 6 de abril de 2015

Camus, no creo nos vamos a llevar bien, se lo dejo a Sartre

En el colegio hemos tenido que leer La Peste de Camus...eso, y ha sido un derroche de tiempo en mi caso. Sé que hay gente de mi curso y del mundo a la que le gusta pero en mi opinión el no hizo nada valioso en este libro, puede que en El Extranjero haya algo interesante que de verdad valga la pena.

El asunto es que hoy tuvimos que dar un examen que consistía en hacer un ensayo en base a unas preguntas que nos tocaban al azar a cada uno, puesto que la que me tocó hablaba sobre una importancia significativa y de variados significados sobre las sentencias del libro yo llegué a literalmente insultar a Camus y al libro en sí. Ya no podía aguantar que mis compañeros estén fascinados con un libro que no contenía nada de nuevo, todas las cosas que iban ocurriendo ahí eran de esperar, tanto desde el inicio como el final, era todo extremadamente secuencial que llegaba a ser agotador por la cantidad de vueltas que el supuesto escritor hacía. Llenaba la hoja de cosas irrelevantes, provocaba un avance extremadamente lento de la trama y no daba espacio realmente al pensamiento libre con respecto a la historia del libro. Uno se ve forzado a pensar fuera del libro. 

Uno de los peores libros que he leído, seguro. Incluso su contexto es más interesante que lo que está escrito dentro del libro; no puedo creer que él haya ganado un premio Nobel, y este hecho demuestra que estos tipos de premio no son nada más ni nada menos que porquerías capitalistas que no representan algún valor real más que un tipo de plus en el CV.

Relacionado con una entrada anterior. Ya nada me impresiona y puede que sea debido a esto que no le encuentro ningún tipo de hecho ni acción asombrosa a La Peste. Tal vez la escritura está quedando anticuada para esta modernidad, quien sabe...

miércoles, 1 de abril de 2015

Humans

Manolito dijo alguna vez que un animal tenía que ser un animal para vivir, meintras que un humano debía de ser astronatua, policia, abogado, profesor, etc para poder vivir.

...Qué cagado es ser humano...

Nuestra raza tiene la capacidad de razonar, lindo nombre por cierto, en especial para ocultar alguna idiotez; esta capacidad nos ha hecho malditos teniendo bastantes delirios de grandeza, en cada instante miles de nosotros vamos viviendo creyendo que somos más que el resto en algo, incluso por cosas que no dependen de nosotros: nuestro color de piel, ojos, pelo, estatura, apellido, lugar de nacimiento, estatura, contextura física, desendencia, dones, bienestar económico familiar, etc.
Nos creemos el cuento sobre nuestra identidad, que en gran parte ni siquiera es formada por nuestra cuenta (una forma más suave de decir que no la formamos), estamos en el siglo de la ignoranica y la depresión donde a cada isntante sale alguna nueva fuente de entretenimiento que sigue los mismos protocolos de siempre impuestos por grupos poderosos que quien sabe desde cuando están jugando con nuestra mente.
Ya no existe arte de calidad, ya no existen esas canciones que te erizaban el pelo, ni las películas, ni cortos, ni publicidades, ni imágenes, ni fotografías, ni textos, ni libro. Nuestra raza está yendo a la decadencia gradualmente.
Algunos andas divulgando por sus medio que está próxima una terecera guerra mundial, puede que así sea, hasta cierto punto sería mejor que esto ocurra puesto que habría una reestructuración (se baja la sobrepoblación así que se matan dos pájaros de un tiro). Para armar una guerra hay dos opciones: ser increíblemente estúpido o ser un completo erudito que posee unas cualidades de "racocinio" inmenso, lo que quiere decir que va a estar completamente descontrolado. Nuestra vida está condenada.

Hace meses que no encuentro una razón para vivir, algún motivo por el que tenga que estar alegre, he perdido toda sensibilidad por mi mismo y por la humanidad. Un hecho del que me arrepiento en gran manera. Sé que habemos muchos que no tenemos idea de que es lo que nos impulsa, no tenemos idea de los placeres que deseamos tener a cada instante posible, es más no pueden exisir (obvio, si lo tienes en demasia lo desprecias) ¿Cuál es el sentido de estar viviendo entonces? La vida es toda una tragedia, todos somos unos mediocres, pero hay momentos de conexión entre humanos que la hacen exepcional, momentos que no se volveran a repetir, momentos que te hacen amar, reir, saltar, danzar, gritar, correr, un boom de emociones del que estas seguro de estar viviendolo y 100% de haberlo sentido.

Yo creo en la reencarnación, puede que no sea una excusa para que no le tenga miedo a la muerte (y lo digo por varias experiencias) pero no creo de manera certera que en mi siguiente cuerpo pueda recordar aunque sea de una manera vaga lo que ya viví antes.

La vida se mueve en torno a placeres, pensandolo, puede que lo que vaya a decir suene contradictorio con lo que dije antes...los placeres son difíciles de conseguir, muchos de ellos son prohibidos o mal vistos por la mayoría de personas. Lo prohíbido es bonito :). En la actualidad vivimos en un rebaño donde a la gente le va importando cada vez menos lo que piensan los demás o lo que hacen, este simple hecho hace que de alguna manera nuestro interes por esos placeres disminuya, si es que moralmente no van a haber repercuciones, si es que éticamente hay que seguir lo que uno quiere, de que sirve que el único obstaculo sea la legalidad que en efecto fue hecha para ser violada.