lunes, 6 de abril de 2015

Camus, no creo nos vamos a llevar bien, se lo dejo a Sartre

En el colegio hemos tenido que leer La Peste de Camus...eso, y ha sido un derroche de tiempo en mi caso. Sé que hay gente de mi curso y del mundo a la que le gusta pero en mi opinión el no hizo nada valioso en este libro, puede que en El Extranjero haya algo interesante que de verdad valga la pena.

El asunto es que hoy tuvimos que dar un examen que consistía en hacer un ensayo en base a unas preguntas que nos tocaban al azar a cada uno, puesto que la que me tocó hablaba sobre una importancia significativa y de variados significados sobre las sentencias del libro yo llegué a literalmente insultar a Camus y al libro en sí. Ya no podía aguantar que mis compañeros estén fascinados con un libro que no contenía nada de nuevo, todas las cosas que iban ocurriendo ahí eran de esperar, tanto desde el inicio como el final, era todo extremadamente secuencial que llegaba a ser agotador por la cantidad de vueltas que el supuesto escritor hacía. Llenaba la hoja de cosas irrelevantes, provocaba un avance extremadamente lento de la trama y no daba espacio realmente al pensamiento libre con respecto a la historia del libro. Uno se ve forzado a pensar fuera del libro. 

Uno de los peores libros que he leído, seguro. Incluso su contexto es más interesante que lo que está escrito dentro del libro; no puedo creer que él haya ganado un premio Nobel, y este hecho demuestra que estos tipos de premio no son nada más ni nada menos que porquerías capitalistas que no representan algún valor real más que un tipo de plus en el CV.

Relacionado con una entrada anterior. Ya nada me impresiona y puede que sea debido a esto que no le encuentro ningún tipo de hecho ni acción asombrosa a La Peste. Tal vez la escritura está quedando anticuada para esta modernidad, quien sabe...