viernes, 20 de mayo de 2016

Mindscrew

Existió en un momento de la historia un búho que en muchas ocasiones deseaba ser águila, colibrí o una grulla, este búho había adquirido a lo largo de su vida bastante conocimiento como para haber llegado a elegir a esas tres opciones si es que en un futuro cercano se le permitía hacerlo.

Creo hay que comenzar con la edad temprana de este animal con alas. Como a todo búho, él tenía un gusto especial por la noche, aunque de pequeño no tuviera la costumbre de quedarse despierto para ver que es lo que ocurría en la oscuridad, tan llena de vida, colores, conocimiento, amor y odio. Claramente esto no era el pensamiento del pequeño búho de aquél entonces pero sí que existía una idea esencial de esto que se interpretaba en el simple juego.

[...]