lunes, 19 de junio de 2017

Alocao #1 [PODCAST]

Primer podcast casual de una seria llamada temporalmente "Alocao". Se verá centrado principalmente en opinión. En este primer audio hablo acerca de la improvisación y el uso universal tipo navaja suiza que se le puede dar, comienzo con Mohamed Bouazizi y termino con las preposiciones matemáticas...obviamente. 
Disculpad el volumen bajo.

viernes, 16 de junio de 2017

El grito silenciado

Despierto y tomo las cosas con calma, sé que no hay necesidad de apurarse pues no hay nada por lo que tenga que apurarme. Me levanto un poco a regañadientes, claro, pero no es significativo, no me lío cuando desayuno ni cuando me levanto de la mesa ni al volver a la cama para procastinar un poco más.

No hay nada por lo que tenga que apurarme así que procastino con algo de delicadeza, viendo como el poniente se contrapone al oriente para luego pasar a historias rápidas que no logro comprender las que son acompañadas con música urbana reflexiva. Había esperado que esas historias fueran como la que había visto ayer que trataba sobre un chico delincuente que había encontrado al amor de su vida a quien no le había visto hace bastante tiempo, tanto tiempo que no se percató que le robó a ella misma, no es si no luego de un conflicto mental y social que se da cuenta de lo hecho, emprendiendo la búsqueda de aquella persona que él quería ver otra vez.

Mejor os dejo el vídeo.

Mi posición de no apurarme hace que le quite prioridad a eventos y conceptos a los que tenía que darle importancia, cuidar de ellos. Salgo de mi hogar cedado por la tranquilidad, una no sana, una que está al borde del desgano pero que aún así permite salir.

Decido que esta vez me daré tiempo a mí, aunque no estoy seguro para qué ni cómo lo haré valeroso...de todas formas lo hago. En una corriente azul que no me importó ver de qué tipo era me lanzo, dejandome llevar por la misma, yendo y viendo los paisajes familiares aunque catastróficos que se aprecian al ir en esa corriente por la que nunca había ido. Esta corriente se pone cada vez más ruidosa, llevando más piedras con su fuerza y haciendo aún más ruido a medida que avanza.

La paz interior, o indiferencia, o tranquilidad, o estado de relajación o lo que sea que haya tenido se esfuma, transformándose en un estado de desesperación en el que se desea perderse aún sabiendo lo complicado que sería empezar de nuevo, un estado en el que la quinta dimensión se hace presente sientiendo que mi alma grita, golpea, corre e incluso muere.

Mi alma grita pero el río no deja que mi voz sea escuchada. Ni el río ni las piedras ni mi supuesta tranquilidad.


A pesar que el grito no se hizo escuchar, deja ir consigo gran parte de una carga de origen desconocido.

jueves, 8 de junio de 2017

Una montaña rusa con demasiadas partes planas

Comúnmente es dicho que la vida lo lleva a uno por altibajos, tal cual montaña rusa, y claro, como hay altibajos, también deben de haber partes planas, en las que no se sienta incertidumbre de lo que pueda estar del otro lado de la cima ni de una sensación de estar esperando para que la caída se acabe y el viento deje de golpear en la cara. No sé si precisamente la idea de esta montaña rusa sea ir lo más arriba posible puesto uno estaría con más incógnitas de manera más recurrente (situación que en efecto pasa a la mayoría de la gente), habiendo esos momentos en los que se tiende a mirar qué solíamos ser y añorar un poco aquellas alturas pero con el coste de dejar de tener tantas incógnitas y aferrándonos solo a hechos factibles, queriendo poner los pies en tierra, de alguna forma rechazando lo nuevo que pueda venir que hasta que no vayamos en una planicie no sabremos si es algo positivo, o por el contrario, negativo.

No puedo asegurar que en el pasado haya pasado lo mismo, aunque quiera creer que es así. Los humanos solemos estar condicionados a ser competitivos tanto con nosotros mismos así como con los demás, buscando la superación, la mayor posesión de bienes, más conocimiento, más reconocimiento o lo que sea que esa persona tenga en mente. Las montañas rusas de ahora están siendo notablemente construidas casi de manera hegemónica con las rieles hacia arriba, dejando poca cabida a las bajadas y las planicies. Pero...¿qué pasa si uno se estanca en planicies?¿si de alguna forma se descubriera como construir una montaña rusa propia pero con el precio de no tener mayor asesoría de como hacerlo?¿que al intentar hacer uno mismo esa montaña rusa uno se termine quedando resagado de uno mismo?

Si hay dos cosas que nos definen como humanos, aún así hayan varias personas que lo quieran rechazar con argumentos que por momentos parecen bastante válidos, es el hecho de ser una especie social y tener la capacidad de sentir con un abanico de matices que ni la psicología ni la filosofía ni la religión son capaces de comprender por lo menos la mitad. Y es que todo se maneja en dosis hormonales, químicamente hablando, en las que cierta cantidad de endorfina en el cuerpo, junto a determinada cantidad de dopamina puede generar esta emoción pero también aquella que es su némesis. No hay persona que pueda vivir todas esas emociones pues, obviamente, cada una tiene vivencias diferentes en entornos diferentes con gente diferente, e incluso cuando estos elementos son los mismo hay algo que varía dentro de la cabeza de la persona que hace que no exista precisamente una similitud entre lo que ha llegado a sentir la primera persona en comparación con la segunda.

Como es sabido, cualquier extremo es perjudicial. Así que en caso que la analogía de la montaña rusa no se haya entendido como yo desearía que sea entendida lo propondré de la siguiente manera.
Tendencia fuerte hacia arriba: optimismo ciego
Tendencia fuerte a las planicies: robot
Tendencia fuerte a las bajadas: pesimista depresivo

Como se mencionó anteriormente, lo que nos hace humanos son el hecho de ser seres sociales y el hecho de tener varios tipos de sentimientos. Sé que existen momentos en los que desearíamos que algo no hubiera pasado, o que tal persona no existiera; situaciones que se basan inevitablemente (como en casi todo, supongo) en las emociones, y a raíz de esas situaciones solemos, como individuos, pensar que sería mejor no tener tantas emociones. Pero es que entonces no se podría apreciar en su máximo esplendor cada una de las diferentes alturas en las que hemos de ir en esa montaña rusa, que no importa mucho si te la dan construyendo o la haces por tu propia cuenta.

El mensaje final que quiero dejar es: no busquen siempre la tranquilidad, puede llevar a muchas planicies.

domingo, 4 de junio de 2017

Un nuevo puente

Hace algunos días empecé con un gusto mucho más elaborado, si es que se le puede llamar así, por el dibujo, aunque no me animo a pintar (todavía) me pareció un tanto peculiar que casi de la nada haya mejorado bastante en estos cortos 3 días que han pasado desde que empecé a dibujar de manera un poco más seria. Y es curioso, pero terminé inclinándome por el dibujo por el tipo de relación de creatividad que le encontré con el diseño web, y es que cuando algo no me resultaba mientras arreglaba visualmente esta página, intentaba monear en el código viendo dónde estaba tal palabra que por su significado en inglés podría ser el tipo de configuración que yo quería modificar, a veces resultaba, a veces, no, obviamente, algunas veces encontraba maneras más fáciles de hacer las cosas o moldeaba el conocimiento que había recopilado de diferentes fuentes y le acomodaba a mi manera. En realidad esto no es la gran cosa y tengo la idea que varias personas hacen lo mismo, el adaptar lo que han aprendido a lo que cada uno necesita, o por lo menos la educación debería de funcionar de esa manera, tal vez algo parecido a como cuando es dicho que en el presente se educa a los jóvenes para profesiones que todavía no existen, solo que este caso del código HTML y el dibujo es más en el corto plazo que en uno largo pero aún así le veo un poco de relación. Volviendo al tema; empecé a verle al diseño web como el tipo de arte en el que tienes que enfocarte en la interacción que habrá por parte del receptor con el mensaje, aunque no como en los videojuegos, tal vez con un enfoque más del tipo "hacer el ambiente atractivo", y en parte es por eso que esta página está (un tanto) bombardeada de fotografías y música.

Ahora de lleno en lo que sería dibujo. Pues anteriormente siempre me estresaba por no saber cómo dibujar, ni como empezar ni en qué dibujar ni nada, y cuando empezaba me saturaba fácilmente por no tener el resultado en ese momento como yo tenía pensado, y que a medida que pasaban los segundos mi vara de excelencia en vez de subirse se iba bajando por que sentía que era demasiado para mí, que no tenía la técnica ni conocimiento para poder realizar lo que yo deseaba, es que mi mayor error fue querer dar pasos tan agigantados de una vez, sin apenas haber ocupado redutias auxiliares. Quería lanzarme de una pendiente sin siquiera saber como frenar en plano, en caso que supiera siquiera andar en plano, por eso los primeros dibujos están siendo más que nada basados en objetos reales...más adelante vendrá la imaginación neta. ¿De dónde van surgiendo estos gustos artísticos?, la verdad que nunca me logro responder bien por dónde salió, ni cuándo, ni cómo, y para ser honesto no sé si me deba de importar pero lo que sí hay en común entre todas la veces que se me pega algo de esa índole es que suelen tener un tipo de intensidad que al pasar el tiempo se va desvaneciendo.

Esta vez quiero lograr domar más mis emociones o comprenderles, aprender a abrazar esa nueva pasión que me ha surgido y no desaprovecharla, además podría servirme para apreciar más el arte del dibujo y la pintura que, para ser honesto, nunca le he podido comprender muy bien. Cuando ponía el título de esta entrada me iba acordando de la película Intensamente, donde hay varias secciones conectadas a la matriz mediante puentes, y cada sección representaba una cualidad, gusto o valor que había desarrollado la protagonista cuyo nombre no me acuerdo. Siento que por varios años me ha pasado algo similar, algunos puentes han sido destruidos y otros construídos, tal vez algunos pocos mejorados y otros puestos en mantención. Quiero darme una escusa para no solamente mejorar esta muy principiante e inmadura habilidad para también mejorar las que ya tengo o desarrollar nuevas habilidades que de alguna manera o no estén conectadas con las que ya han construido su puente.

Antigua mascota

Fedora que ya no suelo usar con frecuencia