jueves, 19 de julio de 2018

Dos

No hay que ser como niños. Yo prefiero no ser como niño, hay que seguir como un aparente rebelde sin causa, y bajo la posible única causa de que no hay necesidad de tener causa para ser rebelde, es más, ninguna emoción ni ningún pensamiento tiene que estar justificado, no tienen porque tener una razón de existir ni ninguna mierda de esas. solo surge y ya, no se planifica, no se puede planificar...si es que en algún momento se escribe, se dibuja, se baila o lo que sea, dale, solo hazlo, deja de...es más, no creo que yo esté en capacidad de decir a nadie que dejen de hacer algo, aún así tuviera la razón, poca razón tiene la razón de tener una razón de ser, que la razón existe no quiere decir nada, que la letra exista no quiere decir nada. yo no quiero decir nada, no significo nada en esencia, poco haré que sea de aporte para los demás o para mí, si es que tan unidos somos todos, si es que tan conectados estamos por el simple hecho de ser humanos, de ser creados por la misma fuerza idiota, o porque venimos del mismo mono retrasado o porque venimos de imbécils superiores que ni hijos de puta alcanzan a ser. no importa si venimos de esos o de estos. ahí vamos como si viviéramos para hablar, como si valiera la pena hablar, como si al hablar un humano hiciera que valiera la pena su vida. y con esto no digo que no se debería hablar, sino que yo prefiero no malinterpretar las cosas como las entiendo, puedo decir, hacer herir, alegrar, estar con o no estar con quien o que quiera, pero si es que se hace no es por una razón, lo lindo y lo más detestable del mundos que este carece de razón, es su particularidad y lo que le hace único. nos encanta mentirnos porque la naturaleza nos mienta, la tierra como tal y todo lo que "existe", lo que "existió" y lo que está por "existir" gracias a lo que cada uno de nosotros hacemos, pero si es que pongo en comillas es porque en realidad nosotros no haremos nada, bueno, en mi caso yo no haré nada, ya he perdido la necesidad de hacer algo, porque si en algo tal vez estaban mal los marginalistas económicos, de lo poco que les entendí, es que la producción igual está regulada por el deseo de quien produce, el deseo de producir tal bien, el deseo propio del productor...entonces supongamos que al ser yo un productor soy en escencia también un cosnumidor, si es que yo creo algo es solo por la sensación esa media placentera o agradable que se siente cuando se está creando algo, el gastarse, el morirse es agradable, excepto en una etapa...bueno tal vez en dos en realidad pero hay una etapa que tiene peculiaridadeds infravalorads, esa etapa de rebeldía sin causa, llámese adolescencia o pubertad o simplemente juventud. y cuando digo juventud no me refiero a la juventud general, la juventud estereotípica en la que las personas deciden emborracharse como idiotas porque creen que así se muestran más cool y etcetereces. hay algo que tengo en contra de quienes son llamados los rebeldes sin causa en esa etapa de la vida, y creo que la gracia está en adquirir ese tipo de personaldad pero que de alguna forma se le siente mejorada cuando se aplica en la adultez y ya te has suicidado socialmente, aun cuando evitaste hacerlo, aun cuando pedías ayuda, aun cuando gritabas, llorabas, hacías todo pero, no sé si cosa post 2000 o qué, pero ya nadie puede darse el lujo de darme tiempo...y digo darme porque sé sí se lo pueden dar a otros, y si es que lo dan es solo porque se ven obligados a, porque son colegas o compañeros, amigos no hay, eso dejó de existir...en pocos años de seguro ya ni la idea de amigo se entenderá bien porque facebook estará muerto, y será raro oir como mientras algunos digan "yo tenia 4 amigos" otros dirán "yo tenía 1389 amigos" y otros dirán "yo tengo 15207 seguidores", el más joven preguntará ¿porqué tan pocos? y quien dijo que tenía 4 explicara porque esos 4 amigos valían la pena porque se podía contar con ellos, que se les podía decir los problemas y ellos también te contaban los suyos, que se apreciaban mutuamente y tanta cosa bonita, al segundo le preguntarán ¿cómo podías tener tantos? y le responderá el que dijo 1389 que cra una relación agradable pues siempre se daban likes mutuos, o reacciones mutuas, que se les incrementaba la popularidad mutuamente, y se veía lindo e importante ver la cantidad de felicitaciones por cumpleaños que salían en los muros en el día que decía la red esa, que era reconfortante ver como al hacer una publicación de una crisis existencial, de algún tipo de inconformidad había una ola de personas que preguntaba por tí y querían saber la manera en la que podrían ayudar, y tenías a 4 personas hablándote al mismo tiempo pero ninguna de las 4 lo sabía, pensaban que eran únicos...finalmente al último le preguntarían ¿no tenías amigos? y la simple respuesta será "¿para qué amigos?", entonces por esa simple respuesta con forma de pregunta el de nueva generación ya no sabrá que es amigo, la real academia habrá dejado de existir para ese entonces, urban Dictionary habrá hecho de la palabra "friend" un meme y recién ahí, según veo en esta imaginación mía, recién ahí las cosas no valdrán la pena y por fin se podrá hacer lo que se quiera, en teoría, y digo en teoría porque las cosas que se hacen ya no serán para ser mostradas a otros...me pregunto si eso es algo con lo que podrán lidiar, el hacer cosas para no ser mostradas sino para simplemente hacerlas por placer propio, placer que no es garantizado y menos aun de que sea para placer propio. nada estará seguro y todo irá por cuenta propia, una cuenta propia que tampoco existe, que si surge es solo porque ha surgido pero no porque existe.

de seguro toda esta cosa es nada más que mi nueva fe, pero bueno, se siente bien tener la fe de no tener fe.